Select Page

¿Alguna vez te ha pasado que al momento de ver un logotipo ya sea en un medio impreso o digital, notas que algo no está del todo correcto o por el contrario sientes que es demasiado bueno? Por si alguna vez llegaste a preguntarte a que se debía esto, pues es consecuencia directa de la imagen corporativa.

Todos hemos pasado por momentos duros al momento de pensar la manera correcta de informar algo porque de eso depende que la gente nos pueda entender, por eso no debería sorprender a nadie el hecho que crear una correcta imagen corporativa es parte esencial de toda empresa, y es algo en lo que se debe poner mucha atención ya que de eso depende el crecimiento de la misma.

Hasta cierto punto para la gente que no esta tan enfocada en temas de diseño o mercadotecnia, tal vez les sea difícil no dudar de si mismos cuando alguien menciona el término “Imagen corporativa”. Es por eso que siempre hay que tener bien claro sobre que estamos hablando.

Entonces ¿Qué es una imagen corporativa y porque es tan importante?

Podríamos definir como Imagen corporativa a la percepción o imagen mental que uno como diseñador/comunicólogo/mercadologo, etc. le crea al público, apoyado intrínsecamente de la identidad corporativa pero a su vez formado de varios conceptos adicionales como la psicología, entre otros. Esto nos ayudara a estudiar las exigencias o planes a futuro que se tengan, tales como posicionamiento, los planes de crecimiento y el o los tipos de mercado que se planean cubrir en un corto o largo plazo.

Por esta razón no nos podemos dar el lujo de ignorar esta función dado que brindar un mensaje equivocado, podría resultar fatal para nuestra empresa. Tampoco podemos caer en banalidades como pensar que solo por tener una identidad corporativa llamativa o innovadora podemos dar por sentado que cualquier campaña o estrategia que vayamos a implementar, podrá ser exitosa.